Saltar al contenido
PerrosMedianos.Com

Características y Cuidados del Cirneco de Etna

El Cirneco de Etna es un tipo de galgo muy peculiar pues es de origen antiguo, con un cuerpo delgado y estilizado, incluso suelen compararle con el Pharaoh Hound por su increíble parecido. Este can es atento, de espíritu libre y desapegado, de un temperamento fuerte por naturaleza, sin embargo con una buena educación a temprana edad se pueden controlar sus bajos instintos que lo vuelven desobediente y tosco.

Características y Cuidados del Cirneco de Etna.

Cirneco de Etna

Tamaño del Cirneco de Etna.

Tiene una estatura de 45 a 50 cm para los machos, y para las hembras de 43 a 48 cm.

Peso del Cirneco de Etna.

A pesar de su estatura lo más que llega a pesar un ejemplar macho es 14 kg y una hembra 12 kg.

Pelaje del Cirneco de Etna.

Su pelaje es fino, liso y terso, además es muy corto por lo que con un cepillado semanal será suficiente para que mantenga su aspecto suave y brillo natural. Vienen en colores variados (blanco, blanco con manchas anaranjadas), pero el color que lo distingue es el rojizo.

Personalidad del Cirneco de Etna.

Es de personalidad reservada, suele ser introvertido aunque siempre atento a su entorno por lo que le va bien el adjetivo con el que se le conoce de perro guardián. Goza de una particular agilidad, brío y estabilidad física y emocional. Es necesario que el Cirneco de Etna tenga un buen espacio disponible para desenvolverse físicamente, ya que son muy activos.
Se debe corregir su carácter desde cachorro para que no se vuelva desobediente, ni testarudo al crecer.
Se le debe dar importancia a las citas con el veterinario.

Enfermedades del Cirneco de Etna.

Por lo general goza de una gran salubridad, no obstante puede ser propenso a enfermedades hereditarias. Hay que revisar sus orejas pues pueden verse debilitadas en algún momento. Suelen vivir de 12 a 14 años.

Alimentación del Cirneco de Etna.

Es recomendable las croquetas para perros que contengan carnes, vegetales y arroz para que tengan un buen crecimiento y desarrollo. Sin olvidarnos que debe tener a su alcance abundante agua pues su cuerpo lo necesita. Y por ningún motivo se le debe dar chocolates ni golosinas a nuestro ejemplar.

Origen del Cirneco de Etna.

Origen del Cirneco de Etna
Es un perro muy antiguo. Los primeros ejemplares existen desde épocas antiguas aproximadamente, del año 1000 antes de Cristo. Originario de Italia, específicamente Sicilia.