Saltar al contenido
PerrosMedianos.Com

Características y Cuidados del Harrier

El Harrier es celoso, cauteloso, territorial, sobre-protege a su dueños, es inquieto, muy activo, utilizado originalmente para la caza por sus habilidades de intuición y rapidez. Por otro lado puede ser dócil, obediente y muy cariñoso. Son muy parecidos al Beagle pero más grande y ágil además como buenos sabuesos tienen un olfato sin igual.

Características y Cuidados del Harrier.

harrier

Tamaño del Harrier.

La estatura del macho es de 45 a 50 cm y la hembra de 43 a 46 cm.

Peso del Harrier.

El peso para un Harrier macho saludable debe rondar los 25 kg y la hembra aproximadamente 20 kg.

Pelaje del Harrier.

El pelaje de un Harrier es corto, suave, brillante y tricolor con mezclas entre blanco, negro y castaño, o bicolor blanco y caoba.

Personalidad del Harrier.

El Harrier es un perro dominante y con personalidad firme por eso se debe educar con autoridad y disciplina ya que de lo contrario pueden volverse testarudos. Les encanta jugar, son muy curiosos y atentos a todo lo que los rodea.

Cuidados del Harrier.

Se debe pasear a menudo o mantenerlos en lugares amplios para su esparcimiento.
Cepillar su pelaje una vez por semana.
Acostumbrarlo a estar con otras mascotas.
Revisar sus patas, orejas y dientes.

Enfermedades del Harrier.

Estos perros están predispuestos a sufrir displasia de cadera, afecciones referentes a su pelaje y problemas de vista. Pueden vivir de 10 a 15 años.

Alimentación del Harrier.

El Harrier es perro dinámico que quema muchas calorías y estas se deben reponer con una buena alimentación, la cantidad de comida a consumir por nuestro can va depender de su edad, tamaño, peso entre otras cosas; en su edad adulta deben comer de 300 o 320 gr aproximadamente de croquetas para perros grandes.

Origen del Harrier.

El Harrier es un perro de raza antigua esparcida por Inglaterra y Gales durante la edad media, no obstante previo a eso es incierta su fecha de origen específico, se cree que son descendientes del Sabueso de San Huberto.