Saltar al contenido
PerrosMedianos.Com

Características y Cuidados del Lhasa Apso

El Lhasa Apso es un perro de pequeña estatura, y de cuerpo angosto, reconocido en cualquier lugar por su peculiar y extenso pelaje, que lo resguarda del clima impetuoso, es muy parecido físicamente al Shih Tzu. Poseen un sentido de pertenencia único, se adaptan con sencillez y crean un lazo afectivo con sus dueños para toda la vida.

Cabe destacar que esta raza es muy valorada en exposiciones de perros donde sin duda es uno de los más llamativos y carismáticos.

Características y Cuidados del Lhasa Apso.

Lhasa Apso

Tamaño del Lhasa Apso.

El macho promedio mide de 25 a 28 cm máximo y la hembra 23 a 25 cm.

Peso del Lhasa Apso.

El peso ideal para un macho no pasa de los 10 kg. La hembra su peso estándar ronda los 8 kg.

Pelaje del Lhasa Apso.

Obviamente el pelaje del Apso es su rasgo más resaltante y lo que le vuelve más popular, el cual es largo, fino y brillante sin embargo, se debe tener en cuenta que todas las razas de pelo largo requieren una atención más detallada con respecto al pelaje, pues dedicará una ocupación mayor de nuestro tiempo que con razas de pelo corto. El pelaje del Lhasa Apso se puede apreciar en distintos colores como el blanco, trigo, dorado, gris muchas veces combinados entre ellos.

Personalidad del Lhasa Apso.

Es un gran perro de compañía con un temperamento sobrio, tranquilo y reservado, aunque en presencia de extraños tiende a guardar su distancia y a ser un poco territorial. Les gusta llamar la atención así que disfrutan de eventos en los que son el foco principal.

Lhasa Apso

Cuidados del Lhasa Apso.

Si deseas mantener el cabello de un Lhasa Apso largo se debe mantener limpio y evitar que permanezca en sitios desaseados, de igual forma es importante cepillarlo en repetidas ocasiones para librarse de enredos.
Debe ejercitarse por lo menos una vez al día y volverlo parte de su rutina diaria para evitar el sobrepeso ya que son muy comelones.

Alimentación del Lhasa Apso.

Debe comer un máximo de 200 gr diarios de croquetas pequeñas, pues las de mayor tamaño son difíciles de comer y digerir para este canino. No debe comer golosinas ni comida chatarra, pues eso le ocasionaría diarreas y vómitos.

Enfermedades del Lhasa Apso.

Suelen tener dificultades respiratorias, no deben hacer ejercicios de impacto y evitar los brincos ya que estas acciones resultan perjudiciales para los perros de pequeño tamaño pues se pueden lesionar. Lo más importante es que el can se mantenga activo pero también cuidándolo de cualquier daño sobre todo en sus huesos porque resulta bastante doloroso para ellos.

Origen del Lhasa Apso.

Es proveniente de China donde los primeros ejemplares fueron criados por monjes para cuidar los monasterios Tibetanos. Dando aviso a los Mastines, (raza con la que convivían) con su agudo ladrido de la presencia de intrusos y forasteros.